Colegio Santa Isabel (Marchena-Sevilla)

Inicio » Hoja de Ruta

Category Archives: Hoja de Ruta

¡Date una tregua!

Cuando el corazón se canse de sufrir
y la voluntad de batallar
y el alma de esperar…

¡date una tregua!

También las hojas cabecean ante el sopor del sol,

y la lumbre se hace brasa,

y las estrellas se ocultan,

y los pájaros se duermen

y el paisaje se desvanece.

CLIC en la imagen para descargar PRESENTACIÓN (con sonido)

 

La serpiente y la luciérnaga

Cuenta la leyenda que, una vez, una serpiente empezó a perseguir a una luciérnaga. Ésta huía rápido con miedo de la feroz depredadora. Pero la serpiente no desistía en su intento.

Huyó un día entero, y la serpiente la seguía; dos días, y la seguía.
Al tercer día, ya sin fuerzas, la Luciérnaga se detuvo y le dijo a la serpiente:

¿Puedo hacerte tres preguntas?

–No acostumbro dar entrevistas a nadie, pero como te voy a devorar, puedes preguntar, contestó la serpiente.
¿Pertenezco a tu cadena alimenticia?, preguntó la luciérnaga.
–¡No!, contestó la serpiente.
¿Te hice algún mal?, volvió a preguntar la luciérnaga.
–¡No!, respondió la serpiente.
Entonces, ¿por qué quieres acabar conmigo?
–Porque no soporto verte brillar, fue la respuesta simple que dio la serpiente, antes de devorar a la luciérnaga.

En el camino de la vida nos encontramos con una dualidad fundamental: Vivir es encontrarle a la vida sentido (luz) y que tenga gusto (sal).

Hay que aprender a vivir con saber y con sabor.

Si logramos encontrarle a nuestra vida sentido, pero no encontramos gusto, viviremos densamente, pero tristes.

Si vivimos con gusto, pero sin encontrarle un sentido profundo, viviremos divertidos pero vacíos.

Vivir con sabiduría es vivir con sentido. Tener un porqué para vivir.

Tener luz, brillar e iluminar.

Como la serpiente del Paraíso, hay quienes no soportan sentir el sabor de la sal ni el resplandor de la luz que estamos llamados a regalarle a la sociedad, a la Iglesia, a nuestras familias …

Dice un proverbio japonés:
“Compro pan para vivir; compro flores para tener por qué vivir”.

“Si soy portador de luz, iluminaré el camino. Mis pasos dejarán huella”.
(Hermann Rodríguez)

Al Cristo de la Providencia

Cristo Crucificado, de Santa Isabel.

Nuestro Cristo de la Providencia

Lago de misericordia y perdón
Manso Cordero que nos das la Vida,
en brotes generosos de amor.

Hoy nos tienes a tu lado porque somos de los tuyos.
Y queremos pregonar, por las calles de Marchena
Tu amor, piedad y compasión.

Te queremos, Jesús.
Lava nuestros desvaríos con el Agua y la Sangre
de tu pecho herido
Límpianos, purifícanos, misericordioso, Señor.

Queremos, como Tú, ser misericordia
y sembrarla en el corazón de los que viven
y caminan a nuestro lado,
y así regar en sus corazones caridad, acogida y perdón

Cuaresma: Una llamada a la conversión

CUARESMA: UNA LLAMADA A LA CONVERSIÓN

VIVIR LA VIDA DESDE DENTRO

La verdadera fuente de vida mana en nuestro interior.

El rumor de la vida espiritual brota en la quietud.

Tú puedes ser el rumor de Dios.

El ‘entusiasmo’ es la vida de Dios en ti.
¡Cuidado con ‘rebajar’ el Evangelio, acomodándolo a tus intereses!

Tu alegría, tu vida interior, no es ‘propiedad privada’.

Si vives sin color, privas a otros de sonreír, convivir y compartir.

Escucha tu interior. Ahí resuenan las preguntas sobre tu vida.

Ahí encontrarás: una brújula que guiará tus pasos; el motor, que impulsará tu existencia; el viento, que impulsará tus velas.

woman-570883_640

La respuesta a tus preguntas es tu propia vida vivida como vocación y convicción.

Siguiendo tu vida,  darás cumplida respuesta a tus inquietudes.

Mírate al espejo y repítete mensajes de ánimo, de fortaleza y esperanza.

Si te tratas con bondad, de ti brotará bondad; si te estimulas a la entrega, de ti manará el amor; si te hablas de voluntad cimentada, transmitirás seguridad.

Recobra la interioridad. Crea espacios para el descanso de tu espíritu.

Tu interioridad conocerá la serenidad y regalará paz a cuantos te rodean y estiman.

Desde estas coordenadas, la Cuaresma será un buen camino que, por la Gracia de Dios,

 te conducirá a la PASCUA

¡Sonríe, por favor!

LA SONRISA BENEFICIA A QUIEN TIENE BUEN HUMOR PARA REGALARLA Y LEVANTA EL ÁNIMO A QUIEN LA RECIBE

“Todos al nacer ya sabemos llorar; necesitamos aprender a reír y sonreír“.

sonrisa

Una sonrisa no cuesta nada, pero da mucho”.

Enriquece a quien la recibe, sin hacer más pobre a quien la da”. (Forges)

“Solo necesita un instante, pero su recuerdo perdura para siempre”.

Crea felicidad en casa, genera buena voluntad en los negocios y tareas, y es la contraseña de la amistad.

Es un descanso para el preocupado, anima al desesperado, alegra al triste

y es el mejor antídoto para todo tipo de problemas.

Algunas personas están demasiado cansadas para dar una sonrisa.

Por favor, ¡démosle una de las nuestras, pues nadie está más necesitado de ellas que aquel que no tiene para dar!

A %d blogueros les gusta esto: